100 años de la Columna de los Próceres de Guayaquil y estas son las 4 cosas que debes conocer de esta obra

Revísalo aquí

Extraído de: Guayaquil es mi destino

Fue diseñado por un artista español

El monumento fue diseñado por el artista español Agustín Querol, y tras su muerte, fue concluido por su compatriota, José Monserratt.

Extraído de: Empresa Municipal de Turismo.

Su inauguración se dio en solemne acto público el 9 de Octubre de 1920, pues fue la obra cumbre de los festejos por la conmemoración de los cien años de la independencia de Guayaquil. La historia del monumento se remonta al año 1821, un año después de la gesta libertaria, cuando la Junta Superior de Gobierno del Estado Libre de Guayaquil concibió la idea de levantarlo para inmortalizar la independencia de la entonces República Independiente de Guayaquil. Desde ese día, por distintas razones este proyecto siempre se fue retrasando. La demora duró cien años y se hizo realidad, ya en el tiempo de Ecuador como República

Extraído de: Empresa Municipal de Turismo

Primera piedra

En 1898, tras analizar diferentes alternativas, se decidió crear un gran parque para que albergue a la estatua, efectuándose las expropiaciones respectivas. Finalmente, el 9 de Octubre de 1899 se colocó la primera piedra de la obra de lo que sería la gran plaza.

Extraído de: Guayaquil es mi destino

Inauguración

En 1915, se realizó la transportación de 52 cajas que contenían las piezas del monumento e inmediatamente se inició su construcción. El 9 de Octubre de 1918, con la presencia del Presidente de la República, Dr. Alfredo Baquerizo Moreno se realizó la preinauguración del monumento.

Finalmente, dos años más tarde, en una fecha histórica para Guayaquil, exactamente 100 años después de la gesta libertaria, con la presencia del Presidente de la República, Dr. José Luis Tamayo, un 9 de Octubre de 1920, la Plaza del Centenario, con su columna, monumentos y estatuaria, fue solemne y oficialmente inaugurada.

Extraído de: Guayaquil es mi destino

Su altura

El monumento, que rinde homenaje a los héroes de la emancipación local y regional, mide de 27 metros de altura, tiene 22.5 toneladas de peso y costó medio millón de sucres.

Extraído de: Guayaquil es mi destino

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*